dieta keto

La dieta keto coadyuva el tratamiento del asma y de la inflamación de las vías respiratorias reduciendo la activación de algunas células del sistema inmunitario, llamadas células linfoides innatas de tipo 2 (ILC2), que son actores clave en el desarrollo de dichas patologías.

La dieta keto protege frente al asma y elimina en gran medida la inflamación de las vías respiratorias debido a la escasa disponibilidad tanto de glucosa como de grasa.

El asma en el mundo occidental

Un problema de salud predominante en los países industrializados es el aumento de la incidencia de alergias y asma, caracterizada por inflamación crónica de las vías respiratorias.

La inflamación asmática de las vías respiratorias es una afección multifactorial que se caracteriza por una hiperreactividad a los estímulos externos que conducen a la inflamación (como por ejemplo la exposición a alérgenos), y conlleva aumento de la producción de moco, obstrucción y fibrosis de las vías respiratorias.

La etiología del asma está muy poco comprendida, pero una hipótesis es que los factores relacionado con un estilo de vida moderno, como una excesiva ingesta de nutrientes y higiene, pueden influir sustancialmente en la incidencia de la enfermedad.

Como urbanización e industrialización continúan aumentando, el asma y la inflamación crónica de las vías respiratorias se están convirtiendo en una gran amenaza para la salud pública en el mundo occidental.

Esto requiere una mejor comprensión de las causas que conducen a su desarrollo para poder plantear medidas de prevención y tratamiento eficaces.

Las células implicadas en la inflamación

Históricamente, el asma se ha asociado con la activación de celúlas T CD4+ alérgeno-específicas, es decir células del sistema inmunitario de defensa del tipo T helper-2 (Th2). En pacientes asmáticos dichas células se encuentran muy representadas en las vías respiratorias junto con un elevado número de eosinófilos.

Más recientemente, otro tipo de células del sistema inmunitario  han sido reconocidas como actores clave en el desarrollo del asma y la inflamación de las vías respiratoria: las células linfoides innatas de tipo 2 (ILC2).

Las células linfoides innatas son un componente integral de la barrera tisular, que brindan protección inmunológica y fisiológica al reparar la barrera epitelial. Pero, una activación crónica de la ILC de tipo 2 residentes en tejidos (ILC2) parece contribuir al desarrollo de la inflamación de las vías respiratorias.

Cuando las vías respiratorias están inflamadas, las ILC2 se activan. La activación de las células ILC2 está impulsada por moléculas inflamatorias como la interleucina-33 y regulado por los genes PPARG y DGAT1, ambos controlados por la disponibilidad de glucosa y la señalización de mTOR.

Una vez activadas por alérgenos, las ILC2 entran en “modo de reproducción” aumentando la velocidad de división celular. Para poderse reproducir rápidamente, dichas células activadas empiezan a absorben más ácidos grasos (es decir, grasa) del medio ambiente, así como glucosa, para almacenarlos de forma transitoria en pequeñas gotas de lípidos.

En estado de activación, dichas células aumentan la absorción de ácidos grasos (es decir, lípidos) desde el medio externo y de glucosa. Los ácidos grasos almacenados

Luego se usan para obtener energía o se convierten en fosfolípidos para construir membranas y así promover la proliferación de ILC2. PPARγ y DGAT1 controlan la captación de lípidos y el almacenamiento transitorio en gotas de lípidos

Las células linfoides innatas juegan un papel importante en la inmunidad de barrera de los epitelios del cuerpo. Sin embargo, si están crónicamente activadas por factores estresógenos como la exposición constante a alérgenos o contaminantes, las células ILC pueden promever una patología inmunomediada cuales asma e inflamácion crónica.

La dieta keto frena la activación de las ILC2

La respuesta patogénica de las células ILC2 requiere la disponibilidad de grasa e se amplifica por la disponibilidad de glucosa. La dieta keto reduce al mínimo tanto la disponibilidad de glucosa que de ácidos grasos, que vienen utilizados para extraer energía en falta de glucosa.

De hecho, con la dieta cetogénica (o keto, como se indica coloquialmente) el metabolismo celular cambia. La falta de glucosa disponible hace que el organismo extraiga la energía necesaria de las grasas, y esto impide la formación de gotas de grasa de almacenaje dentro de dichas células ILC2.

Por tanto la escasa disponibilidad de glucosa y de grasa es uno de los mecanismos de protección de la dieta cetogénica frente al asma.

De esta forma, en las ILC2 faltarían ácidos grasos para formar membranas durante la división celular. En uno de los estudios pioneros sobre este tema, la dieta indujo una disminución en la reproducción de ICL2, la producción de moco y otros síntomas en ratones. A contribuir a este efecto podría estar, además del hecho de utilizar la grasa como fuente de energía, también la falta de glucosa, un nutriente con un reconocido efecto proinflamatorio.

En resumen, estudios más recientes descubrieron que la adquisición y el almacenamiento transitorios gotitas de lípidos como un mecanismo esencial para mediar las respuestas patogénicas de ILC2 y la dieta cetogénica como un tratamiento potencial para la inflamación de las vías respiratorias inducida por alérgenos.

Esto podría traducirse en un tratamiento clínico en un futuro próximo e impulsa los científicos a estudiar la dieta cetogénica en pacientes para la prevención de ataques de asma.

Principales indicaciones clínicas de la dieta keto actualmente reconocidas

•          Obesidad grave o complicada (hipertensión, diabetes tipo 2, dislipidemia, osas, síndrome metabólico, osteopatías o artropatías graves)

•          Obesidad severa con indicación de cirugía bariátrica (en el período preoperatorio)

•          Pacientes con indicaciones de pérdida de peso rápida por casos graves comorbilidades

•          Enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFDL)

•          Epilepsia farmacorresistente

Doctora en Alimentación y Salud

Life Coach especializada en Alimentación y Estilo de vida

Facilitadora de Procesos de Mindful Eating

 

 ¡CONTÁCTAME! para tener un acompañamiento directo y personalizado

 

REFERENCIAS CIENTÍFICAS
  • Karagiannis et al. Lipid-Droplet Formation Drives Pathogenic Group 2 Innate Lymphoid Cells in Airway Inflammation. Immunity. 2020. Doi: 10.1016/j.immuni.2020.03.003
  • Platts-Mills, T.A. (2015). The allergy epidemics: 1870-2010. J. Allergy Clin. Immunol. 136, 3–13.
  • Artis, D., and Spits, H. (2015). The biology of innate lymphoid cells. Nature 517, 293–301.
  • Fanta, C.H. (2009). Asthma. N. Engl. J. Med. 360, 1002–1014.
  • Anderson, G.P. (2008). Endotyping asthma: new insights into key pathogenic mechanisms in a complex, heterogeneous disease. Lancet 372, 1107–1119.

 

Picture: Photo by Total Shape on Unsplash

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code